Sri Lanka está reabriendo sus puertas al turismo después de nueve meses de prohibiciones de viaje debido a COVID-19

Sri Lanka está reabriendo a los turistas después de nueve meses de prohibiciones de viaje impuestas por COVID-19.

Las autoridades locales cerraron los dos aeropuertos internacionales en marzo, por los estragos que la pandemia causó en todo el mundo.

Pero el gobierno de Sri Lanka está implementando un programa piloto para atraer turismo nuevamente, comenzando con un vuelo especial desde Ucrania el lunes, informa el Hindustan Times.

Antes del brote de la pandemia, el turismo representaba alrededor del 5% de la economía de Sri Lanka, dando empleo a cerca de 2 millones de personas en un momento dado.

Los funcionarios inicialmente esperaban reabrir en agosto, pero se vieron obligados a retrasar la fecha después de que el nuevo coronavirus continuara extendiéndose por todo el mundo.

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo advirtió anteriormente que casi 200 millones de empleos en la industria de los viajes podrían desaparecer en todo el mundo como resultado directo de la pandemia.

La demanda de viajes ha disminuido a nivel mundial y en todas las regiones se ha producido un colapso en el negocio del turismo. El operador turístico TUI informó que los viajes se redujeron en un 81% en Europa desde junio hasta principios de agosto, en comparación con el mismo período en 2019, según CNN.

Los modelos económicos muestran que además de la pérdida de 197 millones de empleos, hasta 5,5 billones de dólares podrían ser borrados del PIB mundial.

Mientras que algunas personas están menos dispuestas a viajar debido a los temores sobre el virus, otras ya estarían dispuestas a aventurarse – usando precauciones como las máscaras – de todas maneras tu viaje puede ser alterado debido a los métodos que se están usando para controlar la pandemia, como las cuarentenas y las restricciones generales de viaje.

Infórmate aquí si quieres viajar a Sri Lanka durante la pandemia

COVID-19: Tailandia relaja los limites de viaje para los turistas de más de 50 países

El jueves (17 de diciembre), Tailandia flexibilizó las restricciones de viaje para los ciudadanos de 56 países en un intento de impulsar la industria turística del país, afectada por la pandemia, aunque los visitantes deberán someterse a una cuarentena obligatoria de dos semanas en los hoteles.

Los turistas de países como Australia, Francia y Estados Unidos pueden viajar sin visado, pero necesitarán un certificado que demuestre que están libres de COVID-19 72 horas antes del viaje y un lugar en un hotel de cuarentena, dijo Taweesin Wisanuyothin, un portavoz del grupo de trabajo de Tailandia sobre COVID-19.

Los visitantes estarían sujetos a un período de cuarentena de dos semanas después de su llegada, dijo, añadiendo que la visa normal de 30 días se extendería a 45 días.

Mientras estén en cuarentena, los que lleguen se someterán a tres pruebas de COVID-19, en lugar de las dos que se exigían anteriormente, dijo Taweesin, añadiendo que más pruebas podrían conducir potencialmente a tiempos de cuarentena más cortos en el futuro.

Las revisiones se producen cuando la economía dependiente del turismo se esfuerza por fomentar una mayor actividad nacional, pero la actual prohibición de viajar sigue manteniendo alejada a la mayoría de los turistas extranjeros.

«La entrada de turistas estimulará la economía», dijo a Reuters el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Tanee Sangrat.

Los viajeros de otros países no incluidos en el anuncio del jueves aún podrían ser elegibles para un visado especial de turista de 90 días y un certificado de entrada.

Las restricciones de entrada de Tailandia han ayudado a mantener sus casos de COVID-19 a un nivel bajo de 4.281, pero han causado un daño económico generalizado y muchas pérdidas de empleos.

«Confiamos en el sistema de salud pública tailandés, antes no estábamos seguros, pero ahora confiamos en el sistema», dijo Tanee.